Reglamento de régimen interior

Reglamento de Régimen Interior

Artículo 1. Las normas son de obligado cumplimiento y los empleados de la Urbanización tendrán facultad para hacerlas observar.
Artículo 2. El encargado de la Urbanización dará nota por escrito a la Comisión Directiva, o a quien ésta designe, de todo incumplimiento denunciado por los empleados de la misma, a efecto de conocimiento y decisiones oportunas.
Artículo 3. La Comisión Directiva, a través del Secretario Administrador, dará cuenta por escrito al propietario del piso de la decisión tomada en relación con la falta cometida por él, sus familiares, invitados y personas dependientes, bien entendido, pues, que el único responsable será el propietario del piso o local. Cuando el piso o local lo ocupen terceras personas, de las que tenga constancia la Comunidad, las comunicaciones se harán también igualmente a los usuarios.
Artículo 4. Las decisiones de la Comisión Directiva serán ejecutivas, ante las cuales la persona sancionada podrá impugnarlas por escrito ante la Junta Rectora.
Anotación 1
DE LAS SANCIONES A IMPONER
Artículo 5. La primera falta a las normas de la Comunidad dará lugar a una primera amonestación simple.
Artículo 6. La segunda falta supondrá una segunda amonestación con la advertencia de que podrá ser privado, en la forma y tiempo que se establezca, de la utilización de servicios o elementos comunes.
Artículo 7. Caso de darse la tercera falta, como ello supone una clara desobediencia a las normas de convivencia, podrá dar lugar a la privación del derecho de utilizar elementos y servicios comunes, sin perjuicio de la decisión que al respecto pueda adoptarse en la Junta General e independientemente de la reparación económica de los daños ocasionados y de las acciones previstas en el artículo 19 de la Ley de Propiedad Horizontal.
Anotación 2
DE LAS NORMAS DE CONVIVENCIA
Artículo 8. Todos los propietarios deberán exponer sus quejas, sugerencias y observaciones al Presidente o Administrador de su bloque, quien las hará llegar a la Junta Rectora para las decisiones oportunas.
Artículo 9. Queda terminantemente prohibido utilizar los servicios y elementos comunes de forma contraria a su destino.
Artículo 10. Además de las sanciones previstas en los artículos 5, 6 y 7, la rotura o deterioro de un elemento común, por uso indebido o contrario a su destino, dará lugar a la exigencia económica del importe de la factura de reparación de dicho elemento común.
cortesia www.gesfican.es

logoGESFICAN